LOGO BLANCO PRINCIPAL.png

| Blog

"Aquel que se enfoca en lo posible, termina alcanzando las posibilidades."

Actualizado: 15 jun 2021

Conocer mi propio alcance, esa zona de lo que puedo, de lo que alcanzo a hacer, decir, percibir, interpretar, moverme, esa zona de lo que es posible para mi, permitirá que pueda desarrollar a las posibilidades, a aquello que está en mi zona de límite.


¿Qué son las posibilidades? Podríamos decir que es lo que tiene la posibilidad de existir, pero que aún no ha comenzado el proceso que llevará a esa idea a la realidad. Es más bien un terreno que es pura abstracción, un área de fantasía. Podemos identificar a las posibilidades de distintas maneras, lo que “debería ser”, donde “debería estar”, “lo que quiero hacer en el futuro”, “lo que me imagino que sería si yo…”, “lo que quisiera hacer cuando…”, y el sin fin de variantes argumentales que nos posicionan allí, en ese campo de posibilidades. A decir verdad, cuando habitamos allí, sin quererlo, no tenemos en cuenta a la realidad real, la que me está conteniendo físicamente mientras yo navego en ese mar de ideas, la que me trae oportunidades constantemente que están dentro de mi zona de alcance, dentro de mi zona de lo posible. ¿Qué es lo posible? Bueno, aquí ya hablamos de un terreno real, ¿no? Lo posible es, dentro de todas esas posibilidades, lo que tengo a mi alcance en este momento y en este espacio, ni más ni menos, lo que si puedo. Al ir haciendo este chequeo y este sensado de mi mismo en cuanto a lo que tengo alcance hoy dentro de mis posibilidades, voy a ir posicionándome dentro de mi alcance, en donde puedo respirar tranquilo, en donde no tengo una exigencia que me hace despreciar donde estoy realmente porque es distinto a donde mi imagino que debería estar. Lo posible me implica a mi, me necesita a mi, comprometido, en conjunto con la realidad dando un primer paso, no hacia mi fantasía, si no hacia lo real que tengo en frente, en donde sí puedo apoyar mi pie. Así es que pudiendo identificar estas dos instancias, la de una potencia y la de un potenciaL, podré comprender el rechazo que tengo a mi mismo, a lo “poco” que perciba que tengo o que puedo hacer, porque en potencia percibo que tengo mucho más. Y realmente es así, sólo que la potencia es un área que NO existe, de allí la frustración permanente cuando la comparo con la realidad que SI existe.

De allí es que “aquel que se enfoca en lo posible, termina alcanzando las posibilidades”. Porque cada paso que da, está enfocado en lo que tiene a su alcance, cada paso es un ancla que allí queda establecida para brindarme la posibilidad del dinamismo y el incremento en los pasos siguientes.


Habitas un cuerpo lento, una realidad que contiene a muchos otros más como vos, con sus propios límites y sus propios alcances. Date el tiempo para comprenderte, para aprender de vos mismo/a, para contenerte cuando te exijas más de lo que puedes dar y dar ese pasito hacia atrás que te vuelva a poner en calma y en tu zona estable, desde allí podrás dar el siguiente paso cuando la realidad te invite, porque lo hará.

238 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo