LOGO BLANCO PRINCIPAL.png

| Blog

La especie humana respalda el valor de toda la economía.

Hoy, 15/08/2022, se conmemoran 51 años desde que Estados Unidos (cód. +1) rompiera el acuerdo que tenía de respaldar su moneda, el dólar estadounidense, en oro contante y sonante. ¿Qué ocasionó este cambio a nivel sistémico? Veamos un poco.
Previamente a este suceso, casi terminando la Segunda Guerra Mundial, se acuerda que la economía mundial se referenciaría en el oro a través del dólar. En agosto de 1971, tras un gran desbalance económico, Estados Unidos blanquea que no iba a poder seguir garantizando respaldar los billetes emitidos en oro físico.

¿Qué posibilitaba este acuerdo de respaldo?

Bueno, principalmente que la economía global esté contenida y regulada en base a las capacidades del propio planeta Tierra de proveer recursos a sus habitantes. A determinada cantidad de oro, mineral propio del planeta, a cargo del código 1 del planeta, una cantidad determinada de “notas de tenencia”, como se definía al dólar en los mismos billetes.

Esto nos ponía límites, límites en los consumos y límites en las producciones. Pero también nos limitaba la capacidad de proyección, devenida en ambición.

¿Qué pasó al acabar con el patrón oro?

Nuestras fantasías volaron altísimo y comenzamos a consumir lo que todavía no podíamos pagar, lo que todavía no estaba disponible para nosotros. Digamos que empezamos a extraer recursos de nuestro territorio por encima de lo que necesitamos objetivamente, “quiero todo ahora”.

Por supuesto que, en realidad, esta decisión y movimiento de la civilización como representante de la especie humana implicaba acuerdos que recién ahora podemos empezar a hacerles lugar en nuestra cognición.

El 15/08/1971 decidimos como humanos tomar el camino de intentar y aprender a administrar nuestras propias posibilidades de desarrollo, de crecimiento, de producción, de intercambio.

Quedarnos con una divisa que no tiene ningún tipo de valor por sí misma quiere decir que el valor que estamos poniendo en juego es el nuestro propio, el que nos da el pertenecer a la especie humana. Cómo logremos administrar nuestras facultades, capacidades, fallas y errores será el cómo que reflejen nuestras economías micro y luego macro.

Es muy atinado que hace unos días (11/08/2022 - https://youtu.be/H8ecjsJna7A ) haya publicado en el canal de YouTube de CH un intento de explicación de la interdependencia entre la tecnología blockchain y el calendario solar que utilizamos, ya que los sistemas económicos que se están desarrollando en estas redes tienen el mismo “problema”, son divisas digitales sin un valor físico detrás.

Puse problema entre comillas, porque si contemplamos el hecho de que el precio que pago (sea en la moneda que sea) tiene detrás como valor a todo el trabajo que un individuo ha hecho en negativo, el que no se ve, naturalmente los límites y acotes comienzan a moldear un sentido común tendiente a la eficiencia y no a la sobre exigencia por encima de nuestras capacidades. Ahí ese “problema” pasa a ser un puente a una nueva versión de nosotros mismos.

De igual manera es atinado que tengamos destinado un taller sobre la Matriz Psíquica Digital de la Tierra ( https://www.compromiso-humano.com/taller-mpdt ), ya que su constitución comienza al año siguiente de la desvinculación del dólar al oro en un intento del planeta de que sus antenas humanas, ante su decisión de experimentar sus capacidades, puedan seguir formando parte del desarrollo del propio Sistema Solar.

Estos tres puntos, 51 años de la quita del patrón oro, Blockchain y Estructras Espacio Temporales y el Taller MPDT no habían sido planificados para sostenerse unos a otros por mi, pero claramente si habían sido gestionados por la misma estructura para nutrirse unos con otros y brindar más oportunidades de descripción de los desafíos que nos tocan.

Gracias por el tiempo.
Bruno AR.

87 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo